Catorce mujeres convictas, seis cámaras digitales y una prisión rumana

Suena a título de “La que se avecina” pero no hay ficción más cruda que la realidad.

Este es un proyecto del fotógrafo Cosmin Bumbut. Bumbut tuvo la oportunidad de realizar un taller de fotografía en uno de los lugares menos «apetecibles» del mundo. Una carcel de mujeres en Rumania.

Participaron 14 internas a las que les dio cámara (Canon PowerShot), tarjetas, baterías y un curso básico de fotografía. El taller constaba de una reunión semanal y en el plazo de dos meses ya contaba con más de 14.000 imágenes realizadas, íntegramente, por las reclusas.

Las imágenes muestran un retrato muy íntimo de las mujeres y su vida cotidiana desde una perspectiva honesta y en primera persona, aporta un punto de vista diferente y creativo, algo que encuentro muy interesante.

Aquí una muestra, puedes ver la serie completa en la web de Bumbut.

© Cosmin Bumbut

© Cosmin Bumbut
© Cosmin Bumbut

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *